Ortiz propone "Carta de Derechos" para usuarios de teléfonos celulares en el estado de Nueva York

Los compradores de teléfonos celulares necesitan protección contra prácticas injustas
October 27, 2005
El asambleísta Félix Ortiz (Brooklyn), aboga por los consumidores luchando para proteger a los neoyorquinos contra las prácticas relativamente no reguladas de las compañías de teléfonos celulares. Ortiz presentó legislación que establecerá una "Carta de Derechos" para los usuarios de teléfonos celulares.

"Uno de mis constituyentes me contó la historia de cómo uno de los teléfonos celulares de su compañía, usado por uno de los empleados, estuvo perdido por una semana y terminaron recibiendo $22,000 en cargos por llamadas internacionales antes de que pudiera ser cancelado. Estoy seguro de que existen muchos casos similares a este, y esto sólo comprueba que tenemos que hacer un mejor trabajo para informar a nuestros consumidores acerca de sus contratos y para protegerlos contra el fraude", indicó Ortiz.

La legislación incluye requisitos tales como: que las compañías de teléfonos celulares incluyan un período de prueba de treinta días libre de riesgos; que las facturas contengan sólo los cargos por servicios autorizados por el consumidor; que haya una confirmación por escrito de cualquier orden de teléfono celular, incluyendo tarifas y términos por cada servicio ordenado en un formato fácil de leer; que las compañías de teléfonos celulares monitoreen las llamadas y hagan una "llamada de cortesía" similar a las hechas por las compañías de tarjetas de crédito cuando los patrones de llamadas parezcan estar fuera de lo ordinario; y, que las facturas contengan la naturaleza y el origen de todos los cargos.

La industria de los teléfonos celulares está prosperando sin meta final. El año pasado, la Asociación de la Industria de Telecomunicaciones reportó que los ingresos excedieron los $102 billones y se vendieron más de 675 millones de teléfonos celulares nuevos. Al mismo tiempo, debido a la falta de legislación que regule a estas compañías, los consumidores se encuentran en un enorme riesgo financiero. A diferencia de las tarjetas de crédito, si un teléfono celular se pierde o es robado el dueño es responsable del 100 % de los cargos fraudulentos cometidos con el teléfono hasta que la cuenta sea desactivada. Las compañías de teléfonos celulares no se comunican con los consumidores en relación al uso sospechoso de sus cuentas debido a que no están bajo ninguna obligación legal para hacerlo.

Ortiz auspició la primera ley que prohíbe el uso de los teléfonos celulares al conducir y cree que debemos tomar la delantera para proteger los derechos de los consumidores de teléfonos celulares. "Espero que mis colegas reconozcan la necesidad de aprobar este proyecto de ley. Como servidor público, es mi responsabilidad asegurar que se protejan los derechos de nuestros consumidores neoyorquinos. Mi "Carta de Derechos" de los teléfonos celulares es un paso muy importante para garantizarlo".