Ortiz felicita a la ciudad de Boston por tratar de prohibir las grasas “trans”

January 17, 2008
(Albany, NY) - El asambleísta Félix Ortiz, (Brooklyn), autor de varias legislaciones a favor de la salud y la prevención de la obesidad, felicitó a los reguladores de la salud de Boston después de que estos votaron unánimemente para aprobar una prohibición preeliminaría de las grasas hidrogenadas o "trans".

Ortiz dijo, "Estoy extremadamente contento de ver que Boston ha seguido el ejemplo de la ciudad de Nueva York al trabajar para eliminar la grasas que al ser consumidas, contribuyen a la obesidad, la diabetes, y a otras enfermedades crónicas. Eliminar el uso de grasas trans artificiales en los alimentos vendidos en restaurantes y en pulperías de Boston es imperativo para la salud de nuestros ciudadanos. Cuando los restaurantes bombardean a los consumidores con ingredientes químicamente modificados los cuales son innecesarios y poco saludables, el riesgo de cardiopatía incrementa dramáticamente".

Para que la prohibición sea implementada, debe de ser aprobada en la votación de la primavera. Por ahora no hay oposición de parte de la Asociación de Restaurantes de Massachussets y estos han dicho que no planean retar la propuesta en el futuro.

Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard determinó que el consumir tan poco como 40 calorías de grasas trans al día puede aumentar el riesgo de un ataque al corazón por un 23 por ciento y si un plato de comida rápida de bocaditos de pollo y papas fritas es preparado con grasas trans artificiales, puede fácilmente contener más de 100 calorías de grasas trans.

"Aunque las prohibiciones de grasas trans en la ciudad de Nueva York y Boston son pasos importantes, esto es sólo el principio de lo que debe ser logrado para disminuir la tasa de obesidad y diabetes y para mejorar la salud de los ciudadanos de esta nación", dijo Ortiz. "Creo que las propuestas hechas por estas ciudades deben de ir un paso más allá y las prohibiciones de grasas trans al nivel estatal deben de ser aprobadas. Massachussets ha propuesto una prohibición al nivel estatal que todavía está esperando aprobación y yo tengo la legislación, A. 9031, la cual le prohibiría a ciertos restaurantes y establecimientos de comida a través de todo el estado de usar grasas trans artificiales. Nuestro estado debe de guiar al país en la lucha contra la obesidad y la diabetes. La salud de nuestros ciudadanos está en riesgo, esto no es un asunto que pueda esperar," Ortiz dijo.