Ortiz empuja programa de mecanismo para bloquear arranque de vehículos

Programa provee solución a fatalidades relacionadas con el alcohol en carreteras de Nueva York
January 25, 2008
El asambleísta Félix Ortiz (de Brooklyn), presidente del Comité de la Asamblea Estatal contra el Alcoholismo y el Abuso de Drogas continúa luchando por la aprobación de su proyecto de ley A. 3757, el cual crearía un programa estatal de un mecanismo que impediría el arranque de un vehículo si el conductor está bajo los efectos del alcohol. Ortiz cree que su nuevo nombramiento como presidente del Comité contra el Alcoholismo y el Abuso de Drogas lo ayudará a levantar conciencia sobre los riesgos de conducir bajo los efectos del alcohol en nuestro estado, y hará todo lo que esté a su alcance este año para conseguir más apoyo para asegurar la aprobación de su proyecto.

El proyecto de ley exige la instalación de un mecanismo que bloquee el arranque de cada vehículo vendido o registrado en el estado. Después de que el mecanismo sea instalado en el vehículo, éste impedirá que el vehículo arranque si detecta alcohol en el aliento del conductor. El conductor deberá soplar en el mecanismo antes de que el vehículo pueda arrancar. Esto impedirá que los conductores de vehículos que hayan sido registrados o vendidos en Nueva York conduzcan bajo los efectos del alcohol.

Ortiz ha estado llamando atención al alto índice de accidentes relacionados con el alcohol que resultan en la muerte de jóvenes en nuestro estado. Su creencia es que un mecanismo que bloquee el arranque de los vehículos podría proveer la solución para erradicar estas tragedias. "Según el Departamento de Vehículos de Motor, los accidentes automovilísticos siguen siendo la causa principal de muerte entre jóvenes de 15 y 20 años de edad, y muchas de estas fatalidades están relacionadas con el uso del alcohol", expresó Ortiz.

"El mecanismo para bloquear el arranque de los vehículos determinará si el conductor está apto o no para manejar. La realidad es que el alcohol afecta el juicio de las personas, y una persona que ha estado consumiendo alcohol no está en condición para juzgar su propia sobriedad, especialmente nuestros conductores jóvenes y sin experiencia detrás del volante. Llevo varios años ejerciendo presión para que este proyecto de ley sea aprobado, y creo que este año, con la ayuda de los miembros del comité, podremos lograrlo e impedir de una vez por todas que la gente continúe conduciendo bajo los efectos del alcohol causando muertes innecesarias", concluyó Ortiz.