Ortiz cita la necesidad de que haya vigilancia continua

Estudio encuentra alta incidencia en la venta de cigarrillos a menores
January 28, 2009
(Nueva York, NY) – El asambleísta Félix Ortiz, (D 51- Brooklyn), presidente del Comité sobre Abuso de Alcohol y Drogas, expresó hoy su indignación sobre el hallazgo de un artículo publicado en la edición del 27 de enero de 2009 del New York Post. Este artículo publica sobre un estudio informal realizado por el estudiante de cuarto año, Hayden Miller, de la Escuela Superior de Ciencias del Bronx donde Miller reporta que 55% de las tiendas incluidas en su estudio vendían cigarrillos a menores. Este número representa una gran discrepancia del 89% citado por la ciudad en el 2007 que supuestamente acataba la ley. El joven Miller atribuye la gran discrepancia al hecho de que él pudo mentir sobre su edad y los oficiales encargados de hacer las investigaciones o redadas no lo pueden hacer.

“Los peligros asociados con el fumar tienen un impacto abarcador y duradero en todos nosotros. Tanto desde una perspectiva de salud como económica, nuestra tarea es asegurar la protección de nuestros niños. Cerciorar que los negociantes obedezcan la ley y no le vendan cigarrillos a los menores ilegalmente es un pieza del rompecabezas”, dijo Ortiz. Recalcando, “Nosotros debemos hacer todo lo posible por alcanzar nuestra meta de eliminar la venta de tabaco a menores y tomar decisiones que promuevan un mañana más saludable”.

Un portavoz del Departamento de Salud del Estado de Nueva York respondió a las discrepancias señaladas en el artículo diciendo, "La venta de cigarrillos a menores continúa siendo una gran preocupación para nuestra oficina. El Departamento de Salud realiza investigaciones similares en el estado, pero tiene que obedecer un protocolo muy estricto para proteger la seguridad de sus participantes. El Departamento de Salud del Estado está comprometido con mejorar la salud de todos los neoyorquinos a través de programas de prevención que instan a los jóvenes a no fumar incluyendo operaciones de redadas".

Según un informe publicado por el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York en el 2008, el índice de jóvenes que fuman en la ciudad ha disminuido por más de la mitad en los pasados seis años, de 17.6 por ciento en el 2001 a 8.5 por ciento en el 2007. Según estadísticas recientes, el índice de jóvenes que fuman en la ciudad de Nueva York ha disminuido aproximadamente dos terceras partes en comparación con el índice nacional más reciente de 23 por ciento.

“Nueva York ha sido un líder en la lucha por impedir que los jóvenes fumen. Estos números son un recordatorio de que debemos continuar luchando por nuestros niños y mantenernos vigilantes para impedir la venta de cigarrillos a menores”, dijo Ortiz.