Sunset Park de luto por una muerte más a causa de un conductor ebrio

El Asambleísta pide aumentar medidas para impedir que se maneje borracho
March 30, 2009
(Albany, NY) El asambleísta Félix Ortiz (Brooklyn-D 51) le expresó hoy su más sentido pésame a la familia de Ysemny Ramos de Sunset Park y pidió aumentar las medidas para impedir los accidentes automovilísticos relacionados con los conductores borrachos. En estos momentos, se sospecha que el conductor que chocó y le quitó la vida a la Sra. Ramos e hirió a su pasajera conducía borracho.

El conductor de la camioneta de dos toneladas que se estrelló contra estas dos mujeres ha sido acusado de cinco delitos graves y las pruebas detectaron que su nivel de alcohol en la sangre era de .17, más del doble del límite legal. Debido a que siguen ocurriendo muertes irrazonables en nuestra comunidad por culpa de los conductores ebrios, el asambleísta Ortiz tomó la iniciativa de impulsar legislación innovadora diseñada a disminuir los accidentes automovilísticos relacionados con el consumo de alcohol.

Ortiz presentó una serie de proyectos de ley que requerirían mecanismos que bloqueen el arranque en todos los vehículos (A2452, A2632 y A2633). Estos mecanismos detectan el contenido de alcohol en la sangre (BAC) de una manera similar a las pruebas de aliento “breathalyzers” e impiden que el motor del vehículo arranque si el límite predeterminado de alcohol en la sangre se ha sobrepasado. Estos proyectos de ley aplicarían a los vehículos nuevos y de igual forma exigen la instalación de dichos mecanismos en los autos que ya están en la carretera.

“Todos los días, las vidas de las familias como las de la familia Ramos son destruidas a causa de las personas que consumen alcohol y deciden manejar. Estas decisiones les cuestan demasiado a nuestras comunidades, y han creado una necesidad urgente de establecer legislación para atender este problema. Tenemos la oportunidad de eliminar los accidentes relacionados con el consumo de alcohol a través de esta nueva tecnología”, expresó Ortiz.

En el 2006, se reportaron 13,470 fatalidades a causa de accidentes relacionados con conductores borrachos (con un BAC de .08 o más) –el 32 por ciento de todas las fatalidades de tránsito ocurridas en el año. Los accidentes de tránsito relacionados con el consumo de alcohol les cuestan al público aproximadamente $114.3 billones al año—esto incluye un costo aproximado de $63.2 billones incurridos en la pérdida de calidad de vida a causa de estos accidentes.