Ortiz elogia propuesta de PepsiCo para reducir sodio, azúcar y las grasas de sus productos

March 23, 2010
Albany – El asambleísta Félix W. Ortiz (Brooklyn -Distrito 51), recibió hoy con alegría la noticia de que PepsiCo, uno de los procesadores de alimentos y bebidas más grandes de Norteamérica, planea reducir el contenido de sodio, azúcar y grasas en su variedad de productos. La iniciativa de PepsiCo surge en medio de la presión nacional e internacional de parte de los consumidores hacia las compañías de alimentos para que disminuyan el contenido de sodio, azúcar y grasas que usan en la preparación de sus productos.

La compañía anunció el lunes que planea reducir por 25% el contenido de sodio en cada porción de sus marcas principales en los próximos cinco años. La compañía también ha establecido dos objetivos más al planear reducir por 15% el contenido promedio de azúcar y grasa saturada durante los próximos diez años. El lunes la CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, les dijo a los inversionistas que, “en medio de esta recesión, los consumidores se están enfocando más en el valor del producto y en mejorar su salud. Los gobiernos alrededor del mundo están presionando para que se mejore la nutrición, pero nuestra compañía no esperará a recibir la orden”.

La iniciativa de PepsiCo sigue los pasos de una variedad de compañías que han anunciado planes similares en las últimas semanas debido a la aumentante presión de parte del gobierno y los consumidores. Recientemente, Kraft Foods, Inc., ConArga Foods, Inc., y Campbell Soup, Co. anunciaron que también planean reducir el contenido de sodio en sus productos.

Por años el asambleísta Félix W. Ortiz ha defendido la lucha contra el uso excesivo de sodio, azúcar y grasas en los alimentos. Actualmente, tiene un proyecto de ley ante el Comité de Finanzas que ayudará en la lucha contra la obesidad, específicamente entre los jóvenes de nuestro estado. El proyecto de ley A.2455 impondría un impuesto adicional en ciertas comidas y alimentos así como en los juegos de video, películas y CD’s, y usaría parte de los impuestos colectados para crear un programa que ayude a prevenir la obesidad infantil. “No hay razón para el uso excesivo de sodio, azúcar o grasas en nuestros alimentos y es la responsabilidad del gobierno y de los consumidores presionar a estas compañías para que nuestros alimentos sean mejores, más seguros y saludables”, recalcó Ortiz.