Ortiz aplaude intento del Fiscal General de combatir la explotación de los inmigrantes

El asambleísta Félix Ortiz celebra la iniciativa del Fiscal General de detener la explotación de la comunidad inmigrante en el estado de Nueva York
April 15, 2010
Albany – El asambleísta Félix W. Ortiz (Brooklyn, D-51), original de Puerto Rico y quien emigró a los Estados Unidos en 1980, aplaudió la reciente iniciativa del Fiscal General de detener la explotación de la comunidad inmigrante radicando una demanda en contra de las organizaciones que explotan a los inmigrantes que desean obtener su ciudadanía.

Ortiz criticó el comportamiento de organizaciones como la Fundación Internacional de Inmigrantes y la Asociación Internacional de Profesionales. Aunque se supone que estas organizaciones ayuden a la comunidad inmigrante, lo que están haciendo es causándoles serias pérdidas financieras y estrés mental. Las acciones ilegales de la Fundación Internacional de Inmigrantes y la Asociación Internacional de Profesionales han tenido consecuencias devastadoras en la comunidad inmigrante. Además de ser forzados a pagar cuotas altas, las víctimas y sus familias son expuestas a sufrir daños permanentes al recibir asesoría legal incorrecta. “Estos negocios ganan millones de dólares explotando el sueño de la comunidad inmigrante de Nueva York”, dijo el fiscal general Cuomo. “Al mentir sobre su capacidad de proveer servicios legales legítimos, estas organizaciones amenazan con destruir familias y sus esperanzas de establecer una nueva vida. Nuestro objetivo es responsabilizar a estas organizaciones por sus acciones y la falta total de respeto por las personas que dicen querer ayudar”.

Los inmigrantes, como todo el mundo, atraviesan por situaciones económicas que ya, de por sí, son extremadamente difíciles. En un reciente estudio realizado por el New York Times, se determinó que en este difícil clima económico, millones de inmigrantes latinos han dejado de enviar dinero a sus países de origen. El estudio también determinó que a la comunidad inmigrante se le dificulta aun más pagar todos sus gastos mes por mes. La pérdida de trabajos de salarios bajos afecta mucho a la comunidad inmigrante.

“La conducta de estas organizaciones es incorrecta, tanto en lo moral como en lo ético, y es también altamente ilegal. Al radicar esta demanda, el Fiscal General ha tomado un paso importante en la dirección correcta, para proteger a las comunidades inmigrantes contra futuros actos de explotación, decepción y fraude”, recalcó Ortiz.