“Detengamos la injusticia ahora antes de que sea demasiado tarde”

Miembros de la Comisión Especial sobre Asuntos Puertorriqueños e Hispanos de la Asamblea estatal expresan desacuerdo con ley de inmigración de Arizona
April 28, 2010
Albany – Hoy, la Comisión Especial sobre Asuntos Puertorriqueños e Hispanos de la Asamblea del Estado de Nueva York realizó una conferencia de prensa en Albany, NY para expresar su desacuerdo con el proyecto de inmigración firmado en ley recientemente por la gobernadora de Arizona, Jan Brewer. Este proyecto de ley le permite a las autoridades exigir documentación que verifique la entrada legal a los Estados Unidos de cualquier persona de quien se sospeche sea un inmigrante ilegal. Los miembros de la Comisión Especial están horrorizados de que la Gobernadora de Arizona, Jan Brewer, firmara este proyecto de ley aún después de la gran demostración pública en oposición.

El asambleísta Ortiz le envió una carta al presidente Obama exigiéndole que actúe pronto en una reforma migratoria para evitar que otros estados consideren legislación similar. “Esta legislación amenaza nuestra constitución y a todo inmigrante. La Cuarta Enmienda les otorga a los ciudadanos el derecho a la privacidad y a estar exentos de requisas "irrazonables". La ley de Arizona remueve este derecho al exigirle a los oficiales de la policía que detengan a cualquier persona que ellos consideren está en nuestro país ilegalmente”, dijo el Sr. Ortiz.

Otros asambleístas del estado de Nueva York también expresaron sentimientos similares. El asambleísta David Weprin dijo: “La aprobación de esta divisiva ley de inmigración en Arizona es vergonzosa. Este gran país fue construido por inmigrantes que han venido aquí con la esperanza de crear una mejor vida para ellos y sus familias. Una ley como esta, que permite la discriminación basada en el perfil racial, solamente nos atrasa”.

El asambleísta Alec Brook-Krasny dijo: "Como presidente de la Comisión Especial sobre Nuevos Americanos y como inmigrante de la Unión Soviética, debo decir que estoy indignado por la ley SB1070 de Arizona. Esta ley es la práctica máxima de discriminación amparada por la ley. Discriminar contra las personas por su nacionalidad o etnicidad es un ataque a la noción de los derechos humanos. La discriminación racial reta la naturaleza fundamental de América. Debemos aprender de nuestra historia y dicho proyecto de ley es un paso en la dirección contraria".

"Tengo curiosidad sobre el tipo de entrenamiento que se les proveerá a los oficiales para enseñarles como luce un inmigrante ilegal y quién debe ser arrestado. Me pregunto si, según esta nueva ley, mis hijos y yo podríamos ser arrestados por ‘vernos’ ilegales. El Dr. Martin Luther King se retorcería en su tumba si se enterara de esta ley, que esencialmente juzga a las personas por el color de su piel y no por su carácter. Esto va en contra de todo por lo que los americanos han luchado", dijo la asambleísta Grace Meng.

El asambleísta Nick Perry dijo: “Claro que entiendo la frustración de Arizona por la droga que está inundando a su estado debido al mal control en sus fronteras, no obstante, este tipo de legislación es guiada por el odio latente o demostrado, la intolerancia y la xenofobia, y va totalmente en contra de los valores norteamericanos de cualquier ciudadano con un verdadero entendimiento de quienes somos”.

La asambleísta Naomi Rivera dijo: “Sigo reprochando los detalles específicos de esta legislación. La idea de que otros estados aprueben reformas similares sólo creará una mezcla de leyes variantes cuando primero se deberían estar realizando discusiones serias sobre inmigración al nivel federal. No podemos permitirle a un solo estado constituir la legalidad sobre un asunto tan divisivo, especialmente cuando el lenguaje en dicho proyecto de ley exige el tratamiento injusto de grupos étnicos específicos. El trabajo de los oficiales de la policía es proteger a la comunidad, no aplicar leyes de inmigración”.

"La ley de inmigración firmada por la gobernadora de Arizona trunca los derechos fundamentales de los inmigrantes y todos los norteamericanos quienes ahora podrían estar sujetos a discriminación racial e inspecciones inconstitucionales", dijo el asambleísta Philip Ramos.

“La incapacidad del gobierno federal de implantar una reforma migratoria completa nos ha traído a un punto donde las decisiones políticas como la reciente ley de inmigración de Arizona infringe en las leyes constitucionales. La mayor parte de la frontera entre Arizona y México está protegida por un muro y tiene 4,000 patrulleros fronterizos permanentemente estacionados allí. Sin embargo, estas estrategias han fracasado y no han cumplido completamente con su objetivo, ya que cientos de miles de intentos por cruzar la frontera ocurren cada año. Ahora, nuestro gobierno federal debe de actuar para prevenir un ambiente donde la discriminación racial será la forma de aplicar las fracasadas leyes de inmigración”, dijo el asambleísta Peter M. Rivera, portavoz Pro Temp de la Asamblea del Estado de Nueva York.

Como ex presidente de la Junta Nacional Hispana de Legisladores Estatales, el asambleísta Ortiz exhorta a todos los legisladores a expresar su posición y hacer saber su preocupación sobre esta legislación. “Arizona está fallando en reconocer que nuestro país fue construido gracias al esfuerzo de inmigrantes trabajadores. Esta nueva ley ataca injustamente a los hispanos y atemoriza el corazón de cada madre que está criando hijos en Arizona. Nosotros, como oficiales públicos, debemos unir esfuerzos para asegurar que los inmigrantes en Arizona, como en los Estados Unidos por igual, no corran la misma suerte”, dijo Ortiz.