“Castigos más severos para los que envían mensajes de texto mientras conducen”

El asambleísta Félix Ortiz presentó un proyecto de ley que establecería como delito grave, en ciertos casos, el hablar por celular y enviar mensajes de texto mientras se conduce
November 3, 2010
Albany – El asambleísta Félix W. Ortiz (AD 51 - Brooklyn) se indignó al escuchar la noticia sobre el horrible accidente automovilístico ocurrido la noche del domingo 19 de septiembre, en Midwood, Brooklyn, donde una joven conductora de 19 años chocó su auto contra una motocicleta conducida por Tian Sheng Lin. Poco después, la víctima fue declarada clínicamente muerta en el Hospital del Condado de Kings. La causa del accidente se atribuye a que la conductora del auto se distrajo enviando mensajes de texto mientras conducía. “Este tipo de accidentes trágicos e ilógicos no ocurrirían si los conductores se enfocaran en la carretera y no en enviar mensajes de texto. Es hora de que detengamos este tipo de comportamiento antes de que perdamos más vidas”, expresó Ortiz.

Como resultado de este último incidente, el asambleísta Ortiz ha presentado un proyecto de ley que establecería castigos más severos a personas culpables de causar accidentes relacionados con el uso de teléfonos celulares o el envío de mensajes de texto. Específicamente, el proyecto de ley de Ortiz permitiría presentar cargos de delitos graves contra conductores encontrados culpables de causar accidentes que resulten en la muerte o lesión grave de otra persona a causa de estar enviando mensajes de texto o hablando por celular.

El asambleísta Ortiz ha defendido firmemente la prohibición de distracciones al conducir un automóvil; fue el primer legislador en el país en presentar un proyecto de ley prohibiendo el uso de celulares mientras se conduce. Su proyecto de ley fue convertido en ley en el 2001. En el 2007, el asambleísta Ortiz presentó un proyecto de ley prohibiendo escribir, enviar o leer mensajes de texto por celular mientras se conduce. La Legislatura del Estado de Nueva York aprobó dicha ley el año pasado y estableció una multa de 150 dólares para cualquier persona que viole la ley. Sin embargo, esta multa no enfatizó suficientemente la severidad de los posibles peligros de enviar mensajes de texto mientras se conduce, ya que solamente se aplica en ofensas secundarias. El asambleísta Ortiz está promoviendo el imponer castigos más severos, para que el envío de mensajes de texto mientras se conduce sea considerado como una ofensa mayor y castigable como un delito grave.

Las personas simplemente no se pueden mantener alertas en la carretera mientras buscan las letras o los símbolos necesarios para enviar un mensaje de texto. Concentrarse en los mensajes de texto y no en la carretera produce virajes bruscos, desvíos, acercarse mucho al auto del frente, invadir el otro carril o hasta chocar a otro auto; todo lo que podría resultar en un accidente fatal. “Cada año, más y más personas sufren lesiones graves o pierden sus vidas en nuestras autopistas y carreteras por culpa de conductores imprudentes y distraídos. Tenemos la responsabilidad de detener este tipo de accidentes ilógicos y mantener nuestras carreteras seguras. Esto lo podemos lograr si aplicamos leyes más estrictas que prohíban hablar por celular y enviar mensajes de texto al conducir”, dijo Ortiz.

Hoy, también se celebra la Segunda Cumbre Nacional sobre Conductores Distraídos, auspiciado por el Departamento de Transporte de los Estados Unidos en Washington DC. El asambleísta Ortiz espera que los resultados de la Cumbre les provean a las autoridades en todo el país las herramientas necesarias para poner un alto a los conductores distraídos de una vez por todas.