Ortiz aplaude nuevo reglamento que castiga el uso de los celulares al conducir

El asambleísta Félix Ortiz elogia las nuevas multas que se impondrán a los conductores que hablen por celular mientras conduzcan un auto
February 14, 2011
Albany – El asambleísta Félix W. Ortiz (de Brooklyn), se alegró al enterarse que el Departamento de Vehículos de Motor del Estado de Nueva York ha decidido asignar dos puntos al expediente de cualquier conductor encontrado culpable de hablar por celular al conducir un auto. Desde el año 2003, el Asambleísta ha auspiciado un proyecto de ley pidiendo asignar un punto al expediente de conductores que operen un vehículo motorizado mientras conducen un auto. Ortiz se siente muy motivado por esta nueva disposición del Departamento referente al uso de celulares mientras se conduce un auto. “Personas, familias y comunidades han sido devastadas a causa de personas desatentas y distraídas al conducir. Espero que el DMV les aplique esta ley a las personas que también envían mensajes de texto mientras conducen un auto, expresó Ortiz.
Considerable evidencia indica que el uso de celulares mientras se conduce un auto es peligroso para todos en la carretera. Varios estudios han demostrado que el riesgo de que ocurra un accidente se duplica si el conductor se distrae por más de dos segundos. En 1996, el asambleísta Ortiz reconoció el peligro que representaban los celulares y presentó el primer proyecto de ley en el país en prohibir el uso de los celulares al conducir. Durante los siguientes 15 años, a Ortiz le han agradado las medidas tomadas para evitar que los conductores hablen por celular mientras conducen un auto, pero continúa luchando por castigos más severos para los que hablan por celular y envían mensajes de texto.
“Le agradezco al Sub-comisionado Ejecutivo J. David Sampson por tomar conciencia de los daños relacionados al hablar por celular mientras se conduce un auto, y por su firme posición en contra de los que violan la ley”, dijo Ortiz. El Asambleísta mantiene que nadie debe usar un celular mientras conduce, independientemente de su edad o el uso de un aparato “hands free”.