Ortiz dice que estudio de la AAA sobre conductores distraídos tiene fallas: Minimiza los peligros que los teléfonos celulares representan para la seguridad en las carreteras

August 13, 2003
El asambleísta Félix W. Ortiz (D-Brooklyn) critica un estudio de la Asociación Americana de Automóviles (AAA) sobre distracciones de conductores porque su data no considera el alto nivel de concentración que requiere una conversación telefónica mientras se conduce, e incorrectamente minimiza los peligros que los teléfonos celulares representan para la seguridad del tránsito.

"El estudio realizado por la AAA es incompleto porque fuera de las categorías de distracciones de conductores en las que ellos midieron sus observaciones, sólo el teléfono celular tiene la habilidad de quitarle la concentración a una persona totalmente al conducir, causando que él o ella se distraiga seriamente y se convierta en una amenaza para otros conductores", dijo Ortiz, el auspiciador de la ley del Estado de Nueva York que prohíbe el uso de los teléfonos celulares al conducir.

"El estudio meramente documenta la frecuencia de más o menos una docena de las distracciones de conductores más conocidas, no cuantifica el grado de distracción ni distingue cuáles tienen más o menos habilidad para distraer la atención del conductor.

"Los teléfonos celulares, por su naturaleza única, pueden conectarnos a lugares dónde no estamos y desviar nuestra atención de la velocidad del vehículo, su posición en el tránsito, la dirección en que queremos ir y otras numerosas decisiones que se requieren para conducir un automóvil con seguridad.

"Ya que un número alarmante de accidentes automovilísticos y fatalidades ocurridas en los últimos años de la década del 1990 fueron atribuidas a conductores que usaban teléfonos celulares, durante el auge de su uso, muchas comunidades en todo el estado contemplaron o aprobaron prohibiciones de teléfonos celulares al conducir. En el año 2001, la Ley sobre Teléfonos Celulares del Estado de Nueva York fue aprobada por ambas Cámara de la Legislatura y fue firmada por el Gobernador para lograr dos cosas: mejorar el tránsito y salvar vidas.

"Creo firmemente en que la ley está sirviendo su propósito y que evita la pérdida de vidas en nuestras carreteras. Exhorto a otros estados a que protejan a sus ciudadanos y prohíban el uso de los teléfonos celulares al conducir", dijo Ortiz.