Ortiz responde a la política de Bush sobre inmigración

January 9, 2004
El asambleísta Félix W. Ortiz (D-51) expresó su opinión sobre el reciente anuncio de la nueva política de inmigración del presidente Bush, que pone a la disponibilidad una gran variedad de trabajadores para negocios americanos sin proveerles los beneficios necesarios. La política le proveería estatus de trabajador temporero a los inmigrantes ilegales que actualmente trabajan dentro de nuestras fronteras y a los que buscan empleo en los Estados Unidos.

"El plan le ofrece muy poco a los trabajadores inmigrantes y no establece una vía hacia el estatus legal permanente. El mismo, principalmente le provee trabajadores temporeros a negocios en los EE.UU sin proveerles acceso a oportunidades para obtener una visa o la ciudadanía. Estos trabajadores estarán protegidos contra la deportación pero sólo por un período de tres años, tiempo suficiente para establecerse, comenzar a ganar un ingreso, y formar una familia y un futuro, sólo para luego confrontar la posibilidad de ser deportados a sus países dejando la vida que tanto trabajo les costó construir", declaró Ortiz.

"A estos empleados se les pide informar su estatus ilegal al mismo gobierno que ha intentado removerlos, a cambio del derecho a trabajar y pagar impuestos por tres años, sólo para ser enviados de regreso cuando ya no le sean útiles para sus patronos. No creo que esto sería suficiente incentivo para que estas personas salgan de las sombras y se matriculen en este programa. Básicamente, estarían firmando para convertirse en una clase trabajadora desechable de segunda clase, lo que obviamente se refleja en su salario y en el tratamiento que reciben de sus patronos. Debemos luchar por proveer una vía hacia el estatus legal permanente para las familias inmigrantes trabajadoras que buscan no sólo trabajo sino hacer su vida aquí".