El asambleísta Robert J. Rodriguez vota a favor de aumentar el salario mínimo para más de un millón de neoyorquinos

May 15, 2012
El asambleísta Robert J. Rodriguez (D-68th) anunció la aprobación en la Asamblea de legislación para aumentar el salario mínimo de $7.25 a $8.50 por hora comenzando en enero del 2013, mientras también aumenta el salario mínimo para los empleados en el servicio de comidas que reciben propinas de $5.00 a $5.86 por hora. Ambos salarios serían atados al índice de inflación comenzando en enero del 2014 (A.9148). El proyecto de ley ahora espera acción en el Senado.

“Durante este tiempo económico difícil, aumentar el salario mínimo es lo correcto”, dijo el asambleísta Rodríguez. “Simplemente, la gente que trabaja tiempo completo no debería ser pobre. La legislación de la Asamblea ayudaría a asegurar que los neoyorquinos que viven con salarios mínimos puedan en realidad sobrevivir con el salario mínimo. Firmemente exhorto al Senado a aprobar esta importante medida”.

De acuerdo a una reciente encuesta de Quinnipiac, el 78 por ciento de los neoyorquinos apoyan aumentar el salario mínimo. De los neoyorquinos que apoyan aumentar el salario mínimo, 37 por ciento están de acuerdo en que se aumente a $8.50 por hora y 52 por ciento apoyan que el aumento sea aún más alto.

“En los últimos cinco años, el salario mínimo de Nueva York sólo ha aumentado 10 centavos por hora, lo que no es suficiente para las familias de Nueva York para pagar por cosas básicas como alquiler, calefacción, gasolina, comida y medicamentos recetados”, dijo el asambleísta Rodríguez. “Al aumentar el salario mínimo, la calidad de vida para más de un millón de neoyorquinos mejorará”.

Actualmente, los estados vecinos de Vermont, Connecticut y Massachusetts –así como otros 15 estados en el país y el Distrito de Columbia – todos tienen salarios mínimos más altos que Nueva York.

“Ésta es una medida en la que todos los neoyorquinos ganan”, dijo el asambleísta Rodríguez. “No sólo estamos ayudando a las familias a poder pagar sus necesidades básicas, sino que también ponemos dinero en los que probablemente lo gastarían aquí en nuestra comunidad, ayudando a estimular la economía y a crear empleos”.