Oficina de Distrito

404 55th Street
Brooklyn, NY 11220
(718) 492-6334

La Asamblea

Room 542
Legislative Office Bldg.
Albany, NY 12248
(518) 455-3821



Para Publicación Inmediata:
4 de mayo del 2004


A Ortiz le preocupa el uso indebido de las drogas psicotrópicas


El asambleísta Félix W. Ortiz (D-51) anunció hoy, que aún está ejerciendo presión por aprobar su legislación (A.5760) que haría ilegal que el personal de las escuelas recomienden drogas psicotrópicas para niños. Ortiz ha luchado por años a nivel estatal por la aprobación de esta legislación y está determinado a verla convertida en ley.

"El que sea apropiado o no forzar a los niños del país a tomar drogas fuertes, como Ritalin y otras, ha sido fuertemente debatido por años. Informes de padres que son amenazados por oficiales escolares con negligencia médica y obligados a aceptar tratamiento farmacéutico para sus niños se ha convertido en algo muy común hoy día", señaló Ortiz.

Hace tres años, Ortiz presentó su legislación por primera vez debido a un número de quejas recibidas de parte de padres de su distrito quienes sintieron que estaban siendo forzados a medicar a sus niños con drogas psicotrópicas. Los padres le informaron al Asambleísta que el personal de las escuelas amenazaba con reportarlos a agencias de Servicios de Protección de Menores por negligencia médica, si ellos no cumplían con sus recomendaciones.

De acuerdo a un informe publicado por IMS, un proveedor de servicios de salud, en el año 2000 se escribieron casi 20 millones de recetas médicas a nivel nacional para tratar Desórdenes de Atención e Hiperactividad (ADHD). Este número reflejó un aumento de 35 por ciento en el número de recetas escritas en el año 1996 y esta tendencia ha continuado en aumento en años más recientes. Muchos efectos secundarios serios pueden ocurrir cuando estas potentes drogas para alterar la mente son prescritas a niños más y más jóvenes. Algunos efectos secundarios pueden incluir un excesivo sentido de realización, insomnio, pérdida de apetito, nauseas, vómitos y severos dolores de cabeza.

El Asambleísta expresó su preocupación de que las drogas recetadas a aquellos que sufren de alguna forma de ADD/ADHD se están encontrando ahora en manos de aquellos que buscan abusarlas o sacarles ganancia en la calle. Hay un sinnúmero de casos sobre niños que le roban las medicinas a sus hermanos para tomarlas ellos o venderlas a sus amigos. Las píldoras son muy populares en los recintos universitarios, con precios que varían de $1 a $5 por píldora.

"La prescripción excesiva de estas drogas fuertes en nuestras escuelas ha puesto en riesgo la salud de nuestros niños. Existen muchas opciones que deben ser investigadas antes de forzar a un niño a tomar drogas recetadas y muchas veces éstas son pasadas por alto en un intento por resolver el problema mas rápido", concluyó Ortiz.



Atrás