Oficina de Distrito

404 55th Street
Brooklyn, NY 11220
(718) 492-6334

La Asamblea

Room 542
Legislative Office Bldg.
Albany, NY 12248
(518) 455-3821





Ortiz apoya la prohibición de estudios fotográficos prenatales


El asambleísta Félix W. Ortiz (D-51) auspicia un proyecto de ley primero en su clase, que prohibirá el uso de máquinas de ultrasonido utilizadas sin necesidad médica en el estado de Nueva York. Negocios con nombres como "Womb With a View", "Prenatal Peek" y "FetalFotos" surgen diariamente en los centros comerciales y de compras en todo el país. Estos negocios ofrecen fotos y videos de bebés que están por nacer a sus padres por medio de máquinas de ultrasonido a un precio que varía entre $80 y $300. Los estudios fotográficos compran máquinas de ultrasonido tridimensional (3-D) de compañías como General Electric y Siemens por un precio aproximado de $25,000 a $150,000 y muchas veces contratan individuos sin adiestramiento o certificación para que las operen. Actualmente el equipo está regulado por la Administración de Alimentos y Drogas, pero no requiere que los técnicos que las operan tengan licencia o certificación.

"Se deben establecer reglamentaciones para impedir que las mujeres embarazadas pongan en riesgo la salud de sus bebés. Muchos padres no entienden los riesgos asociados con este procedimiento", señaló Ortiz.

La Administración de Alimentos y Drogas, el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, el Instituto Americano de Ultrasonido en Medicina y el Colegio Americano de Radiología han distribuido declaraciones para desalentar a futuros padres de buscar estos procesos electivos y a que sólo obtengan el ultrasonido por razones médicas. La declaración de la FDA indicó que la creación de estos videos y fotografías "envuelven una mayor intensidad de ultrasonido" que las máquinas estándar utilizadas para las lecturas médicas y "requieren un mayor tiempo de exposición", lo cual podría afectar el feto.

"Estos negocios están poniendo en riesgo la salud de las madres embarazadas y la de sus bebés, y los padres están recibiendo un falso sentido de seguridad en cuanto a la salud de sus bebés por un técnico que no cuenta con el adiestramiento adecuado", continuó Ortiz.



Atrás